La felicidad sí se puede medir

Dicen que la felicidad no se puede medir. Existen estudios que proponen medir el grado de felicidad con determinados patrones, con conclusiones sin validez científica.

La felicidad y el amor son como un acertijo, no hay un método infalible que explique si hemos experimentado estos sentimientos o si hay alguna formula para llegar a sentirlos.

Con Manuel y Vanessa es fácil llegar a una conclusión científicamente válida. Solo hay que analizar los patrones de: los nervios previos, sus sonrisas, los grupos de familiares contentos y amigos exaltados… para saber que la felicidad sí se puede medir.

El día de su boda el nivel de alegría estaba en su máximo esplendor, su complicidad lo decía todo. La fortuna estaba de su parte, aunque el día estaba nublado no llovió. El sol apareció cuando se abrió la puerta del coche y Manuel se encontró con Vanessa.

¿Cómo entra la luz en una persona? si la puerta del amor está abierta. Paulo Coelho.

001_estudionueve 002_estudionueve 003_estudionueve 004_estudionueve 005_estudionueve 006_estudionueve 007_estudionueve 008_estudionueve 009_estudionueve 010_estudionueve 011_estudionueve 012_estudionueve 013_estudionueve 015_estudionueve 016_estudionueve 017_estudionueve 019_estudionueve 020_estudionueve 021_estudionueve 022_estudionueve 023_estudionueve 024_estudionueve 025_estudionueve 026_estudionueve 027_estudionueve 028_estudionueve 029_estudionueve 030_estudionueve 031_estudionueve 032_estudionueve 033_estudionueve 034_estudionueve 035_estudionueve