El momento más especial

Los últimos días del embarazo son quizá los más largos. Estás deseando que llegue el momento en que tu pequeño quiera salir y ese deseo se refleja en tu mirada, en tu sonrisa, en tus ojos cansados… Ése momento mágico que predice que algo grande va a suceder.

Después, los primeros días, esos con los que tanto has soñado pasan muy rápido. Las horas se pasan entre pañales, tomas y sueños cortitos con los que poder reponerse. Apenas hay tiempo de nada porque los ratos libres los inviertes mirándolo sin parar.

Cuando abres los ojos, el pequeño de la casa que te ha revolucionado la vida ya no es ese bebé que trajiste a este mundo y ha crecido tan rápido que casi no te lo crees.

Las fotografías son la prueba más bonita de que así fue. Que así estabas. Que así sonreías. Que así lo esperabas y que así llegó. Así fueron sus primeros días. Esos que podrás recuperar solo cada vez que vuelvas a mirar en tu álbum de fotos más especial.